Cerrar

Debido a la similitud proporcional con los barcos, se optó por ordenar el programa del proyecto de la misma manera en que éstos organizan su carga, mediante el uso de cubiertas y cámaras de flotación que protegen su integridad estructural.

 

La analogía náutica, nos ayuda a distribuir y unificar áreas con diferentes usos en el proyecto, permitiendo separar funciones a lo largo de un eje principal que interactúa con los bloques pragmáticos. Esta condición permite que los usuarios del edificio puedan convivir con sus vecinos en la misma área, con la habilidad de poder mantenerse separados entre si y brindarles espacios de privacidad. Las personas, solamente deben trasladarse unos cuantos metros para descubrir la siguiente envolvente espacial o ¨cámara de flotación¨.

En la terraza, dicha organización es más aparente, aunque casi totalmente abierta; los espacios son divididos y vinculados por una circulación perimetral, que al ir avanzando, se va mezclando en diferentes áreas. “Las cámaras” son trazadas mediante separaciones físicas, en unos casos de forma más sutil, delineados por vegetación que protege con sombra la explanada. La alberca, por su forma adaptada a la figura del terreno y al asoleamiento requerido, es un claro ejemplo de esta condición espacial,  ya que se puede dividir en dos carriles de nado y seis diferentes bloques delimitados por la red de palmeras, permitiendo así ocho diferentes espacios en una misma área.

En los niveles inferiores a manera de cubiertas, se opta por una circulación lateral que de igual manera intercepta las diferentes funciones del edificio. Ambos tipos de circulaciones, se integran sin delimitación alguna, aunque claramente definidos. La calidad espacial es transparente y fluida.

A lo largo del recorrido, los espacios se van descubriendo por su amplitud, la cual se acentúa en varios casos gracias a la iluminación central y perimetral, tal como sucede en las embarcaciones. Recurriendo a largas aperturas longitudinales que introducen luz y ventilación a los espacios, se generan áreas ajardinadas, que además de cumplir con los dos requisitos mencionados previamente, introducen la naturaleza del lugar creando un ambiente que permite olvidar la esbeltez del terreno.

 

 

MX253
Nombre de la obra: Amura
Clasificación: B.1 Vivienda multifamiliar
Año: XVI BNAMX
Estado: Veracruz
Autoría del proyecto: Arq. Ricardo Fernández Rivero / Arq. Carlos Ramos de la Medina
Despacho: Open Arquitectura
Colegio: Colegio de Arquitectos del Puerto de Veracruz AC
Fotografía: Luis Gordoa

Otros Proyectos