Cerrar

Ubicado en Playa del Carmen, el terreno, de forma trapezoidal, se encuentra en una esquina, a un par de cuadras de la playa. Consta de un programa de 78 departamentos de una hasta tres recámaras, área de amenidades con piscina y siete locales comerciales a nivel de calle.

Hacia el sur y sureste del predio se encuentra un hotel de cabañas muy poco denso con pequeñas construcciones con selva baja que permitiría vistas muy valiosas hacía este entorno natural y hacía el mar por encima de 6 metros de altura. Hacia el oriente se encuentra un edificio de tres niveles. Lo anterior, sugería que muchas visuales valiosas podrían lograrse en dirección diagonal/abanico hacia el sur/sureste, maximizando la cantidad de departamentos con las mejores vistas.

El terreno tiene una forma trapezoidal por lo que después de un trabajo de geometrización y análisis constructivo/estructural llegamos a la conclusión de que la geometría sería resultado de la composición facetada de ejes que resultan de una sucesión circular de centros y sus consecuentes ejes radiales. La ubicación precisa de esos centros surge de la geometría trapezoidal en la colindancia norte del terreno.

Cada “gajo” típico resuelve un departamento de dos recámaras con vistas hacia el mar y la calle, así como un estudio de una recámara hacia el patio y el contexto al oeste. Por la eficacia funcional interior las recámaras y baños son ortogonales y, son las áreas sociales las que aprovechan la apertura de los muros evocando la espacialidad y visuales más convenientes.

Hacia la fachada principal de la esquina, en cada eje divisorio entre departamentos, se generan unas piezas verticales de aluminio multiperforado giradas para proveer privacidad entre las terrazas de los departamentos, permitiendo que todas tengan una esquina libre, en gran parte de los casos con visuales al mar; en el nivel de la terraza superior estas piezas dan la vuelta como pequeños techos que proveen sombra a cada penthouse y al área social.

La composición entre estas piezas y los muros interiores de los departamentos generan la sensual silueta de la fachada, es imposible no encontrar paralelismos con las conchas, caracoles, velas de barcos y otras referencias a la costa caribeña.

La estructura lograr la eficiencia económica y la facilidad constructiva, toda la estructura del edificio es de concreto. La estructura de trabes y columnas existe únicamente en el semisótano de estacionamiento y en los locales comerciales; a partir de ese nivel, el diseño de las columnas y trama primaria permite que los demás niveles se resuelvan con muros cargadores de block de concreto y losas de entre 3.5 y 5 metros de claro que se libran fácilmente con vigueta y bovedilla, esto lo hace menos costoso que cualquier otro sistema constructivo/estructural.

Miranda resulta en un digno y carismático nuevo actor del escenario urbano, que potencia las circunstancias del contexto y celebra con dinamismo y claridad su posición urbana. Es resultado de un diseño con absoluta racionalidad, que evoca sentimientos, y comunica un elocuente y fresco sentido del lugar.

MX108
Nombre de la obra: Departamentos Miranda I
Clasificación: B.1 Vivienda multifamiliar
Año: XVI BNAMX
Estado: Quintana Roo
Autoría del proyecto: Arq. Juan Carlos Seijo Encalada
Despacho: Seijo Peon Arquitectos y Asociados
Colegio: Colegio Yucateco de Arquitectos AC
Fotografía: Manolo R. Solis / Leo Espinosa

Otros Proyectos