Cerrar

Hotel Verde Morada se localiza en Valladolid, Yucatán, México, sobre la calle colonial más emblemática de la ciudad, la Calzada de los Frailes. Originalmente era una casa colonial que albergó durante varias generaciones a una familia vallisoletana.

Al tratarse de un inmueble con tanta historia y gran valor sentimental por parte de los propietarios, la casa debía conservarse en su totalidad y adecuarse con las mínimas modificaciones posibles para convertirlo en un hotel boutique.

Actualmente el hotel consta de 3 habitaciones, cada una con diferente diseño de pisos y mobiliario; recepción, una cafetería abierta al público llamada Soletana, área de piscina y jacuzzi, terrazas al aire libre y amplios jardines.

La idea principal del proyecto pretendía rescatar y aprovechar al máximo los valores históricos de la propiedad. Uno de los principales elementos a considerar era rescatar los pisos originales de pasta, elaborados de manera artesanal, de los cuales se lograron restaurar en su totalidad y se tomaron como base para la selección de la paleta de color en cada espacio.

Otra de las intenciones principales era respetar y destacar toda la vegetación del lugar, en especial los arboles existentes ya que tienen un valor muy importante para los propietarios porque cada uno de ellos, en su mayoría árboles frutales, fueron sembrados y cosechados por la misma familia.

Se realizaron los medios necesarios para crear un impacto minino en el entorno. En la restauración lo más importante era el respeto a todo lo existente, tanto lo construido como lo natural. Para el diseño de los exteriores se tomó en cuenta cada uno de los árboles, considerando su ubicación, tipo de cuidados y su conducta a lo largo del año.

Se utilizaron materiales aparentes y propios de la región como el recubrimiento de chukum en paredes, pisos y piscina. La misma piedra que se extrajo de la excavación de la piscina se utilizó para la construcción de muros. La carpintería y mobiliario se realizó utilizando madera de la región como cedro y zapote en su mayoría, conservando y destacando sus colores naturales.

Se rescataron y acentuaron con iluminación elementos que en intervenciones pasadas habían quedado olvidadas, como las columnas de piedra en la fachada norte. También, en algunas paredes se dejó a la vista la mampostería original y durante el proceso poco a poco fueron apareciendo elementos de piedra labrada de más de cien años de antigüedad.

Originalmente, la casa contaba con dos antiguos aljibes que almacenaban el agua para regar los jardines, uno recolectaba el agua de lluvia que se acumulaba en los techos y otro almacenaba el agua que era extraída de un pozo a través de una veleta. Estos aljibes abandonados fueron la inspiración para el diseño de terrazas y el área de piscina. Se recurrió al agua como elemento unificador que pretendía revivir y de alguna manera hacer un tributo a la historia y función original de cada uno de ellos, aportándoles al mismo tiempo protagonismo, así como un uso actual y adecuado con el lugar.

MX135
Nombre de la obra: Hotel Verde Morada
Clasificación: J. Turismo
Año: XVI BNAMX
Estado: Estado de México
Autoría del proyecto: Arq. Constanza Magdalena Rivero Rodríguez / Arq. Miguel Angel Calderón Carrillo
Despacho: C + R Arquitectos
Colegio: Colegio Yucateco de Arquitectos AC
Fotografía: Leo Espinosa

Otros Proyectos