Cerrar

Memoria Descriptiva

Ikal es un refugio donde los individuos pueden encontrarse a sí mismos bajo la luz de las estrellas. Arquitectónicamente, se presenta como un observatorio que, durante el día, enmarca los cielos azules de la península de Yucatán y, por la noche, se ilumina con estrellas que parecen luciérnagas danzando en el espacio arquitectónico.

El cilindro de chukum que constituye Ikal está protegido por una envolvente de piedra de albarrada, integrándose perfectamente con la superficie lisa del chukum. Esta estructura genera una serie de taludes que vinculan el espacio arquitectónico con el entorno natural circundante. El acceso está marcado por un plano ligeramente inclinado que guía a los visitantes. Y está enmarcado por una cuerda de albarrada que parece desprenderse de la envolvente del edificio, creando continuidad entre el espacio exterior e interior.

El diseño tiene como objetivo capturar el espacio y generar un ambiente místico y lleno de energía. La constelación de Casiopea sembrada en forma de Chakas en la plaza circular exterior añade un elemento simbólico al espacio, invitando a los visitantes a explorar el universo aun conectados con la tierra.

Desde una perspectiva aérea, Ikal se asemeja a un impacto de asteroides en la zona del «cráter de Chicxulub», una reminiscencia de la conexión entre el cosmos y la tierra. Su piso de piedra parece fusionarse con la geología ancestral del lugar, simbolizando la continuidad del tiempo y la importancia de la observación estelar a lo largo de la historia humana.

Ikal es más que un observatorio de estrellas; es un portal hacia el infinito, un lugar donde el espíritu humano se encuentra con el vasto universo. Este espacio místico invita a los visitantes a sumergirse en la contemplación, a encontrar la paz interior y a maravillarse ante la inmensidad del cosmos.

XVIII-242
Nombre de la obra: Ikal
Clasificación: D1. Arquitectura de Paisaje, Parques y Plazas
JuradoPanorama
Ubicación: Yucatán

Otros Proyectos