Cerrar

La construcción de la Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México, es un parteaguas de la arquitectura mexicana del siglo XX, tanto así, que junto con las Casa-Estudio Luis Barragán son las únicas edificaciones de ese siglo catalogadas como patrimonio de la humanidad por la UNESCO en México, y la única que sigue teniendo la misma función para la que fue proyectada: la promoción de la educación de México a través de la docencia, la difusión cultural y la investigación. Se construyó un campus universitario que se ha convertido en un símbolo de la cultura nacional.

A través de los años las necesidades han cambiado, inicio la facultad de Filosofía y Letras proyectada por Enrique de la Mora, Manuel de la Colina y Enrique Landa contemplaba albergar 1,200 estudiantes, hoy en día cuenta con poco más de 12,000; el plan de estudios de la Facultad ha cambiado al menos 5 veces desde entonces y la matrícula ha crecido la oferta educativa, teniendo ya licenciaturas y posgrados más diversos, también con necesidades distintas entre sí. Sigue siendo un espacio educativo, pero han cambiado las necesidades y la educación misma.

Por tales motivos el desarrollo del plan de rehabilitación de la Facultad de Filosofía y Letras comenzado en 2017 no solamente incluyó a arquitectos, restauradores e ingenieros; sino que fue gestado con las autoridades administrativas, académicas, usuarios y especialistas de las distintas áreas de la facultad, con el fin de conocer a fondo las necesidades actuales y los planes de crecimiento. De esta manera se formó un grupo multidisciplinario donde se realizaron distintas preguntas sobre las necesidades actuales de la educación, la infraestructura educativa, la conservación del patrimonio y resignificación del mismo ¿cómo deben ser hoy los espacios educativos de la Facultad de Filosofía y Letras? ¿Cómo rescatar y conservar el patrimonio?

La propuesta resulta en intervenciones contemporáneas respetuosas con el entorno construido; en espacios que fomentan la expresión y habitabilidad de los usuarios, espacios flexibles para la diversidad de las actividades que se desarrollan día a día ahí, flexibles para el mantenimiento de las instalaciones y para futuras adaptaciones.

Para lograr tal motivo se libera al edificio de elementos agregados en intervenciones previas, ajenas al carácter original del mismo, que le impedían funcionar en óptimas condiciones. Asimismo, en espacios que cambiaron sus funciones, se realizan adaptaciones para atender las nuevas demandas, brindando respuestas que conviven con el patrimonio entablando diálogos con las nuevas propuestas arquitectónicas.

Para su implementación, se planteó el plan de rehabilitación en 4 etapas de intervención en 4 años, que con el sismo de 2017 y el COVID 19, ha tenido que transformarse y adaptarse constantemente; hoy, entre la 3a y 4a etapa, nos planteamos nuevas preguntas ¿cómo rescatar el patrimonio, conservarlo y adaptarlo a nuevas necesidades educativas y estándares de seguridad e higiene? mientras tanto, volvemos a preguntarnos lo mismo, sabiendo que su significado cambia constantemente.

MX129
Nombre de la obra: Plan Maestro Facultad de Filosofía y Letras – Renovación Biblioteca Samuel Ramos Segunda Sección
Clasificación: P. Remodelación de Edificios
Año: XVI BNAMX
Estado: Ciudad de México
Autoría del proyecto: Arq. Daniel Enrique Filloy Ring
Fotografía: Emilio Espinosa Cruz-González

Otros Proyectos