Cerrar

TEMPLO DE SANTA MÓNICA

Conjunto conventual construido entre 1688-1695, las afectaciones ocasionadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017 se consideraron como graves. Por la parte interna de la bóveda de cañón con lunetos, se encontraron a todo lo largo de la nave dos hileras de grietas de 5 cms de espesor o mayores mismas que atravesaban los arcos formeros.

Lo mismo se encontró al interior de la cúpula donde se encontraron grietas que seccionaron en dos de manera diagonal a esta misma, por la parte externa la torre y la linternilla presentaban fracturas que amenazaban su estabilidad debido a desplazamientos horizontales que degollaron a ambos cuerpos.

Procedimiento de intervención.

Torre: Se apuntalaron los vanos de la torre que presentaban agrietamientos recurrentes en cada sismo, las “piernas” o bases presentaban una fractura a la mitad del primer cuerpo.

Existían unas oquedades en ese punto que corresponde al cimbrado de la construcción mismas que se rellenaron, se reconstruyeron las bases y todos los elementos dañados con aporte de material sano similar a la mampostería original.

Se colocó un refuerzo estructural de 4 columnas a base de concreto armado para estabilizar al elemento.

Linternilla: De las ocho pilastras que sostienen al cupulín dos presentaban fracturas y desplazamientos superiores a los 7 cms, además de desprendimientos de las cornisas, molduras y acabados de estos elementos. Los trabajos de consolidación consistieron en el refuerzo estructural de la losa sobre la que descansa el cupulín a modo de diafragma horizontal al que se le prolongaron unas varillas de ½” para amarrar el refuerzo perimetral o suncho de concreto armado que se le agrego a esa altura.

Las bases fracturaras se desmontaron y se volvieron a reconstruir, reforzándolas con concreto armado para hacerlas más resistentes al cortante sísmico.

Cúpula: La cúpula se agrietó completamente y una de las grietas inicia en el tambor de la nave atraviesa hasta el otro lado a un tercio de la altura del claro seccionándola en dos partes, se coloca un refuerzo estructural en el estrados a base de varillas de ½” ancladas con “grapas” para ligar las partes y para que no sufra pandeo.

Bóveda de la Nave: Se produjeron grietas longitudinales a lo largo de toda la nave y la bóveda se separó de los arcos fajones y de los torales por lo que para estabilizarla se reconstruyeron todas las partes dañadas, se inyectaron las grietas y para evitar que se siga presentando la misma falla cada que tiembla se propuso sujetar la bóveda por medio de un suncho superior armado con una parrilla de varillas del #4 separadas a cada 40 cms en los dos pares de contrafuertes de esta sección de la nave. A estos sunchos se le agregan dos pares de tensores que están ligados verticalmente en la fachada con ángulos de acero estructural y del lado del convento con unos castillos con la finalidad de que el trabajo no sea puntual, sino que se extienda a una mayor área de los contrafuertes.

MX265
Nombre de la obra: Restructuración y Restauración del Templo de Santa Mónica
Clasificación: O. Restauración
Año: XVI BNAMX
Estado: Puebla
Autoría del proyecto: Dr. Jose Eduardo Carranza Luna
Despacho: Eduardo Carranza Asociados
Colegio: Colegio de Arquitectos de Puebla AC
Fotografía: Eduardo Carranza Asociados

Otros Proyectos