Cerrar

INTENCIONES PRINCIPALES

Respetar y crear un dialogo y un conjunto con la Iglesia vecina, diseñada por Enrique y Agustín Landa en 1977, tanto en lo formal como en lo funcional.

A través de un atrio común entre las dos construcciones (que además les dá acceso), crear una conexión peatonal entre Ciudad Universitaria y el Metro estación Copilco-Universidad/área verde.

Crear espacios interiores llenos de luz natural, evitando el que fueran lúgubres.

Dotar de cajones de estacionamiento adicionales, para suplir los que la Iglesia nunca tuvo, para aminorar el conflicto de estacionamiento provocado en tiempos recientes, por la declaratoria de C.U. como Patrimonio de la Humanidad.

DESCRIPCIÓN

Tras su regreso a México en 1961, cien años después de la aplicación de las Leyes de Reforma, que expulsó del País a las Órdenes Religiosas, La Provincia de Santiago de la Orden de los Predicadores (Dominicos) es refundada y se le asigna (encarga) el acompañamiento de la comunidad de la recién fundada Ciudad Universitaria, en los pedregales al Sur de la Ciudad de México.

Así, el Convento de San Alberto Magno es construido en 1968, con un programa que además incluye un auditorio, salones de clases, cafetería y estacionamiento, creándose el Centro Universitario Cultural (C.U.C.) en la periferia oriente de C.U.  El vecino templo de Nuestra Señora de la Anunciación también de los Dominicos, se añade como ya se dijo en 1977, y el edificio de las criptas viene a completar el conjunto.

La Iglesia de los Landa por el exterior tiene la forma de un cono truncado por un cilindro (nave), y un segundo cono también truncado en forma recta en su parte superior, que alberga el bautisterio.  Fué realizada con precolados de concreto martelinados, unidos con una cercha de acero en su parte superior, dando forma a una interesante cubierta, sostenida por cables y forrada con un plafón de madera similar al de la contemporánea Basílica de Guadalupe, del Arq. Ramírez Vázquez.

Tanto el bautisterio, como las oficinas y la nave, tienen plantas que son o forman parte de círculos.  El eje principal (nartex-altar) está girado 30º con respecto a la calle.  Esto dio origen al trazo del nuevo edificio de las criptas que pretende abrir las vistas hacia el templo desde la calle, haciendo un gesto con su fachada de “ir tomando altura”, hacia el elemento principal del templo que, por su altura, es el bautisterio.

Formalmente decidimos usar el mismo material en fachadas de la iglesia, es decir, concreto aparente colado en sitio con la cimbra expuesta, para continuar con la idea de crear un dialogo en el conjunto. En este mismo tenor, un gran tragaluz en forma también de cono truncado pero invertido, pretende evocar, que, si la vida cristiana “inicia en el bautisterio, en el edificio de las criptas termina”. La iglesia es de formas curvas, mientras que las criptas en formas rectas, como contraste.

La estructura del nuevo edificio responde a pasillos que se dejaron entre los nichos, cuyos pisos son de cristal templado sobre los que se puede caminar, permitiendo así el paso de la luz natural, inclusive hasta los estacionamientos, los cuales, fueron resueltos con una plataforma que además de bajar y subir, gira 360º para hacer más rápido y eficiente el acomodo de los coches, contando así con un mayor número de cajones que los requeridos.

En el esquema, todos los servicios están concentrados al fondo, (escaleras, sanitarios y elevador de personas), con lo que se logró tener una planta libre para las criptas y una fachada acristalada completa que da hacia el atrio, la cual permite captar aún más luz natural, tamizando las vistas, con una gran celosía de teka, a manera de lograr un recogimiento en el espacio interior.

El edificio está resuelto en 3 niveles arriba de la calle dedicados a nichos, servicios y una pequeña capilla en el nivel intermedio, mientras que el estacionamiento y cuarto de máquinas están resueltos en dos niveles bajo calle.  Al interior, se accede por la planta baja tanto desde el atrio, así como desde el estacionamiento.  En la puerta del acceso se grabaron las Bienaventuranzas del Sermón de la Montaña de San Mateo, buscando con ello también dar ánimo a los familiares cuando lleguen a depositar las cenizas de un ser querido ya que, sin duda, esos momentos siempre son de tristeza.

Uno de los mayores satisfactores de este proyecto fue el lograr haber convencido a los frailes, de quitar las rejas con las que rodearon a la Iglesia en un principio. Hoy el atrio, es un espacio público, que permite la conexión peatonal entre C.U. y el Metro. Por vez primera, se puede apreciar el templo, desde la calle, promoviendo la geometría del nuevo edificio, esto a manera de decir que, en el conjunto, la iglesia es el edificio más importante.

MX200
Nombre de la obra: Criptas CUC
Clasificación: I.2 Servicios
Año: XVI BNAMX
Estado: Ciudad de México
Autoría del proyecto: Arq. Jorge Alessio Robles Landa
Despacho: Alero Arquitectos
Colegio: Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México AC
Fotografía: Alero Arquitectos

Otros Proyectos