Cerrar

No es ningún secreto que, a partir de la revolución industrial, las ciudades empezaron un crecimiento sin precedentes. La gente, impulsada por mejores oportunidades de vida, dejó el campo y se aventuró a vivir la vida en las urbes que crecían frenéticamente al ritmo del progreso. México, un país con una gran extensión territorial rural, vivió un crecimiento similar durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Se erigieron grandes edificios, se impulsaron grandes proyectos habitacionales, se crearon ciudades exnovo, se aprobaron políticas públicas que promovían el crecimiento de las ciudades y, sin darnos cuenta, entramos de lleno a la modernidad. Habíamos dejado de ser un México del campo para convertirnos en un México de Zonas Metropolitanas, las cuales concentran casi el 80% de la población (según datos del censo 2010 del INEGI).

Después de décadas de enfocar las políticas públicas en los centros urbanos, se decidió voltear al campo para regresar un poco de lo mucho que éste nos ha dado. Convocados por el Centro de Investigación para el Desarrollo Sostenible (CIDS) del INFONAVIT, se desarrollaron proyectos Open Source o Creative Commons (proyectos para el uso abierto por parte de los derechohabientes del Instituto) para analizar y comprobar que es posible desarrollar vivienda social rural de otra manera.

Una de las premisas estipuladas para esta Vivienda Progresiva Rural de Autoproducción Asistida es que debía mantenerse dentro la categoría de vivienda económica y ser sujeta al subsidio federal. El planteamiento principal de la casa contempla una terraza de concreto sobre la cual se despliega una estructura reticular de concreto. Esta estructura contiene, en una parte, los servicios básicos de la vivienda (el aseo, la cocina, la estancia-comedor y el dormitorio) y en la otra parte permite el crecimiento inmediato de la vivienda. Al igual que en la arquitectura vernácula, el crecimiento de la vivienda está contemplado para ser resuelto con los propios medios del habitante, sin que esto signifique poner en riesgo la integridad del inmueble ni la de sus ocupantes.

La Vivienda Rural Progresiva de Autoproducción Asistida plantea que, con el debido tiempo y con el crecimiento de la vivienda, esta célula primigenia quede solo como el bonito recuerdo de la semilla que permitió su crecimiento.

MX043
Nombre de la obra: Vivienda de Autoproducción Asistida. La casa que crece.
Clasificación: C. Vivienda de interés social
Año: XVI BNAMX
Estado: Hidalgo
Autoría del proyecto: Arq. Victor Imre Ebergenyi Kelly / Arq. Juan Bautista Carral Ogorman / Arq. Giancarlo Reyes Olguín
Despacho: Kiltro Polaris Arquitectura
Colegio: Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México AC
Fotografía: Jaime Navarro

Otros Proyectos